RESPONSABILIDAD SOCIAL SIGNIFICA TAMBIÉN SOLIDARIDAD INCLUYENDO AL SECTOR FINANCIERO

RESPONSABILIDAD SOCIAL SIGNIFICA TAMBIÉN SOLIDARIDAD INCLUYENDO AL SECTOR FINANCIERO

RESPONSABILIDAD SOCIAL SIGNIFICA TAMBIÉN SOLIDARIDAD INCLUYENDO AL SECTOR FINANCIERO

Por Altagracia Paulino

 

 

Una amiga cercana me escribió para preguntarme si lo que le ocurrió a ella con “su banco” era normal, y si era así, en que código legal estaba escrito.” Verás: nunca en los más de 20 años que uso mi tarjeta de crédito me he atrasado en el pago puntual, pero en el mes de septiembre pasado, se me olvidó hacer el pago; el día 15, reparo que me faltaba dinero de mi cuenta corriente y dos cuentas de ahorros estaban en 0; cuando averiguo encuentro el letrero de (cobro compulsivo), lo cual me extrañó porque tengo entendido que eso ocurre con más de dos atrasos y creo que me asiste el derecho de que se me informe antes de dejarme sin dinero”.

Le respondí que averiguaría, y ciertamente el banco actuó mal, porque debió avisarle que iba a rastrear el cobro. El banco actúa en franca violación a los derechos de mi amiga; le sugerí que acuda a la Superintendencia de Bancos, donde deben al menos multar al banco por la actuación de desprecio a una buena cliente, que nunca se había atrasado en sus obligaciones de pago.

Ese y otros casos que me han llegado indican que muy pocas instancias vinculadas al sector financiero han asumido la norma de la Responsabilidad Social Empresarial, cuando en medio de la pandemia actúan de la manera como hicieron con el caso en cuestión y otros similares.

La Responsabilidad Social Corporativa y Empresarial no es solo un concepto para que las empresas y/o las corporaciones asuman cambios en su quehacer frente al medio ambiente, es una norma voluntaria asumida por la ISO Internacional en el 2010, que cambia la visión de ellas frente a sus socios, colaboradores y que incluye a los bancos frente a sus clientes.

En estos momentos solo la solidaridad de todos puede tocar los corazones y revertir la historia; esta responsabilidad abarca a los que más pueden y el poderoso sector financiero no escapa a ella. Hacer sostenible el sistema financiero implica respetar a sus clientes,

negociar de buena fe y tratar de mantener las mejores relaciones con ellos.

El sector financiero puede contribuir mucho a sobrellevar los momentos que vivimos, si asume el compromiso de mantener a sus socios con una nueva mirada a su accionar, renegociando las deudas, respetando la confianza que han tenido los que depositan en ellos todos sus bienes.

Panamá ha dado un gran ejemplo en estos días, la Asociación de Bancos Comerciales decidió modificar los créditos y anuncia nuevas medidas para el próximo año, mientras en su congreso se estudia una ley de Insolvencia familiar, que pretende la sostenibilidad de las relaciones entre los bancos y sus clientes.

En Panamá los banqueros decidieron modificar los créditos por más de 26 mil millones de dólares, mediante una moratoria que se mantendrá hasta el 31 de diciembre y evalúan nuevas medidas para el próximo año.

Para el 2021, la Asociación de Bancos estudia reestructurar los préstamos, extender los plazos en los préstamos de consumo, tarjeta de Crédito, hipotecas entre otros. Carlos Berguido, de la Asociación de Bancos de Panamá, dijo que: “a nosotros no nos interesa quedarnos con la casa de nadie, ir por los bienes como si fuera una feria no será, no podemos abandonar a nuestros clientes”. ¿Podríamos sumarnos como país a una iniciativa acorde con la solidaridad que ameritan estos momentos?