A partir de la Constitución de 2010 la protección de los derechos del consumidor adquirió en el país rango constitucional, lo que supone una protección jurídica de los derechos fundamentales de los ciudadanos en su relación con el Mercado: los consumidores, que somos todos.

Además de lo contenido en el artículo 53 de nuestra Carta Magna, la Ley número 358-05 del 9 de septiembre de 2005 se corresponde con los preceptos de la Constitución del 2010, y otras leyes sectoriales y generales también se decantan en ofrecer a los ciudadanos garantías para que les sean respetados sus derechos y a su vez el ciudadano entienda su deber de hacer ciudadanía responsable, exigiendo el cumplimiento de los derechos consagrados en el ordenamiento jurídico dominicano.

La Constitución también define y protege los derechos fundamentales, como lo expresa el artículo 69 de la Constitución y protege los derechos colectivos y difusos, los cuales también incorporan a todos los ciudadanos por igual.

Visto desde este amplio marco jurídico y constitucional, se hace necesaria una articulación que determine desde una postura independiente, hasta donde se cumplan estos derechos y contribuir con la exigencia que proponen las leyes de nuestro país.

En ese sentido hemos creado el Observatorio Nacional para la Defensa de Los Derechos del Consumidor.