PALABRAS DE APERTURA DEL PANEL SOBRE CIUDADES RESILIENTES

Muy buenos días amigas y amigos:
Siento mucha alegría de poder estar con ustedes muchos de los cuales hemos compartido desde que entendí que como ciudadana con derechos consagrados, debía formar parte del grupo de personas que deben dejar huellas.
De ese grupo sin dudas ustedes forman parte, por eso están aquí ahora, en un nuevo esfuerzo por contribuir con el engrandecimiento de la patria, a la cual se le sirve desde cualquier trinchera, comenzando por hacerlo bien hasta en la casa ciudadano de nuestros hijos para que sean mejores ciudadanos.
Como saben, desde hace varios años hemos dedicado nuestro quehacer a la defensa de los derechos constitucionales del consumidor en la República Dominicana, tras haber servido desde el Estado, a través del organismo previsto por la ley, pensamos en que todavía hay que trabajar mucho para elevar la conciencia ciudadano en torno a su relación con el mercado de oferta de bienes y servicios.
En la agenda de Desarrollo del país, tenemos un gran desafío porque desde que se aprobó la END, son muy pocos los logros que podemos exhibir.
También tenemos baches en el cumplimiento de leyes que protegen derechos fundamentales como es el caso de las leyes de salud y la de Seguridad Social, de cuyo cumplimiento estaríamos bien cerca de los estándares de los países del primer mundo.
Enumerar nuestras fallas como país sería un discurso largo y debo someterme al tiempo previsto para que todos aprovechemos bien el día, aunque sé que con lo que veremos está mañana, tendremos insumos suficientes para ayudarnos mutuamente en caso de catástrofes naturales.
Hoy el ONPECO cumple su primer año, pero este 2017 que se vaticino como un año malo, de verdad que lo ha sido y todavía nos quedan 38 días para que finalice. Este año hemos visto los huracanes más mortíferos y frecuentes. Islas como Barbuda, San Marteen, con más de 300 años de vida quedaron destrozadas y más cerca de nosotros: Puerto Rico, donde la mitad de la población todavía carece de energía eléctrica, pese a que hace ya dos meses del paso del terrible huracán María.
Este año el mundo registra los primeros refugiados climáticos, en Bangladesh y en nuestra área también.
Casi un milagro evito que penetrarán a nuestro territorio, no obstantes sufrimos sus pasos cercanos con fuertes inundaciones y daños a la agricultura.
Vistas las devastaciones en la Florida, Cuba, Puerto Rico y las demás islas, y vistas las proyecciones de huracanes cada vez más frecuentes y poderosos, y pensando en la realidad de más del 50 por ciento de las viviendas de nuestros país, las cuales son vulnerables por múltiples razones, decidimos celebrar nuestro primer año con este evento, sobre todo porque hemos descubierto que no existe en el país un código o protocolo para las construcciones resistentes a los vientos huracanados.
Pensamos que debe haber un nuevo enfoque tanto en la calidad de los materiales de construcción como en las estructuras, por esa razón, buscamos a estos jóvenes docentes, como maestría y doctorados en la materia para que nos den un poco de luz y así contribuir con iluminar el camino para que todos podamos ver la luz mas allá del túnel y prepararnos para resistir la otra temporada.
Las ciudades resilientes son aquellas que tienen la capacidad de recuperarse tras el paso de un huracán, un terremoto, un incendio y otras catástrofes. La resilencia nos implica a nosotros también. Una ciudad no solo son sus edificios, son también sus gentes, por lo que debemos aprender de aquellas ciudades que se han repuesto a la tragedia, pero sobre todo tener la determinación de resistir con dignidad los embates de un huracán, ya que estamos en la ruta por donde transitan y más importante que eso, aplicar el principio de precaución y tratar de minimizar al máximo los efectos nocivos de las amenazas del cambio climático.
Ojalá desde este evento salgan propuestas para la elaboración de políticas publicas destinadas a la mitigación de los efectos del clima, sobre todo, para preservar las vidas porque las propiedades se recuperan.
Amigas y amigos, vamos a conocer con los jóvenes expertos mucho más sobre este tema que nos servirá a todos como un escudo para preservarnos y ayudar a otros a que lo hagan también.
Gracias por estar con nosotros.
Altagracia Paulino

Share:

Envíanos un mensaje: