ONPECO LLAMA A UNA COORDINACIÓN GENERAL PARA INICIAR LAS CLASES DE LA MISMA MANERA COMO TERMINÓ EL AÑO ESCOLAR: ONLINE

ONPECO LLAMA A UNA COORDINACIÓN GENERAL PARA INICIAR LAS CLASES DE LA MISMA MANERA COMO TERMINÓ EL AÑO ESCOLAR: ONLINE

ONPECO LLAMA A UNA COORDINACIÓN GENERAL PARA INICIAR LAS CLASES DE LA MISMA MANERA COMO TERMINÓ EL AÑO ESCOLAR: ONLINE

El Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor, pidió a las autoridades educativas convocar al Consejo Nacional de Educación, a fin de que, en conjunto,se planifique el inicio del año escolar, tomando como base la educación a distancia, con la utilización de la radio, la televisión y que se coordine con el INDOTEL para que haya internet gratis, al menos en el horario escolar, para proporcionar el acceso a las redes de todo el estudiantado en el país.

Esta coordinación deberá hacerse con las empresas distribuidoras de energía para que las horas de docencia por radio, televisión e internet no sea interrumpido el servicio, y así garantizar que se salve el año escolar.

ONPECO entiende que las escuelas no están preparadas para la llamada nueva normalidad que requiere, sobre todo, de agua potable, aislamiento físico de los alumnos, lavados de mano con jabón y desinfectantes, entre otras medidas para evitar el contagio con corona virus.

Un sondeo realizado por ONPECO, demostró que las familias prefieren que se pierda el año escolar y no la vida de sus hijos e hijas. “El año escolar se puede salvar, pero la vida de nuestros hijos no”, comentaron, por diferentes vías, las personas consultadas.

El 80 por ciento de las escuelas del país carece de agua, recurso indispensable para afrontar el COVID-19, ya que se recomienda el lavado de las manos con frecuencia, de modo que no existen condiciones para iniciar clases presenciales en las escuelas; además, porque los niños y jóvenes podrían ser transmisores del virus en sus hogares.

No existen condiciones reales para la apertura de la docencia, sería una irracionalidad que en el momento donde esta más alto el pico de la pandemia, se pretenda abrir unas escuelas que no han sido preparadas para la “nueva normalidad”.

Las escuelas deben tener agua potable, lavamanos en las entradas de los planteles, baños y aseo óptimo para su uso; y el espacio suficiente, unos dos metros de distancia, entre cada alumno para garantizar el necesario distanciamiento físico.

Como todas estas condiciones enumeradas están ausentes de nuestras escuelas, no forman parte de la “normalidad” que se vivía antes de la pandemia, urge la adecuación de estos espacios para la llamada <nueva normalidad> para la cual no estábamos preparados.

ONPECO se opone a que se inicie la docencia con el esquema existente antes de la pandemia y recomienda la coordinación entre todos los entes mencionados para que no se le niegue el derecho a la educación a nuestros hijos e hijas, pero que se garantice el derecho a la vida y la salud de todos.

Los alimentos que se otorgaban a los niños de las escuelas públicas (desayuno escolar y almuerzos en la tanda extendida), pueden ser enviados a los hogares vulnerables, más ahora que el desempleo crece por el cierre de empresas y la crisis económica que la pandemia ha provocado, además de otros factores.

Santo Domingo, D.N.,

26 de julio de 2020