No al miedo: los turistas seguirán llegando

No al miedo: los turistas seguirán llegando

En el ADN de los seres humanos está registrada la información que de manera espontánea nos dirige hacia la aventura, si no fuera así el desarrollo de la humanidad no se hubiera efectuado como lo conocemos.

El hombre ha roto todas las barreras que le han impedido en algún momento avanzar hacia los objetivos que persigue, utilizando todas las herramientas que él mismo creó desde los inicios de los tiempos, cuando debió enfrentarse a una naturaleza hostil a base de la fuerza que genera la inspiración y búsqueda de sus objetivos, como sería la preservación y prolongación de la vida.

Llegada la etapa actual del desarrollo humano, que ha logrado vencer la mayor parte de los obstáculos, la aventura alcanza otra categoría, como la de hacer una pausa en el camino en busca de nuevos horizontes.

El turismo es una actividad humana que nos invita a conocer lugares nuevos, no importa cuán lejos se encuentren y qué obstáculos debemos salvar para llegar, y esta actividad está integrada a la calidad de vida como objetivo de supervivencia.

Escuché una conferencia de Luis Carvajal en la que demostró que existe el turismo de catástrofes, y recordó que, cuando ocurrió el terremoto y sunami del 26 de diciembre del 2004, en Indonesia, donde murieron 260 mil personas incluyendo una gran cantidad de turistas, al año siguiente aumentaron los visitantes; Pompeya, ciudad destruida por el volcán Vesubio, donde murieron todos sus habitantes, vive del turismo, y lo mismo ocurre con los huracanes, que muchos turistas se interesan por conocerlos.

El terrorismo, la delincuencia y otros males sociales no detienen a los turistas, nadie hubiera vuelto a Nueva York después de los ataques a las torres gemelas, donde murieron más de tres mil personas y seis mil resultaron heridos. Después del ataque que cambió, incluso, el modelo de la geopolítica en el siglo XXI,a Nueva York va tanto turista o más de los que iban cuando las torres existían.

El 9 de noviembre del año 1995, en Israel, asesinaron en plena calle de Tel Aviv al primer ministro Isaac Rabin, quien era conocido como el guerrero de la paz. Lo mató un fundamentalista judío que se oponía a las negociaciones con los palestinos, al mes siguiente los turistas iban a llevar flores y a visitar la tumba donde cayó el líder israelí.

En Madrid, el 11 de marzo del 2004, en horas de la mañana se produjo el ataque en la estación de trenes Atocha, y Madrid vive del turismo, la gente sigue utilizando los trenes igual que siempre.

En el 2015, en París, hubo un ataque suicida en el que murieron 137 personas y hubo 415 heridos, el 17 de agosto se produjeron varios ataques en Barcelona, donde un terrorista embistió en las Ramblas a una multitud que caminaba por la vía, donde murieron 17 personas. ¿Han dejado de ir los turistas a Paris, Madrid y Barcelona y México? Pues no, siguen yendo como siempre.

En mayo del 2017, un auto embistió a una multitud en Time Square, en Nueva York, el 18 de mayo del 2018 se produce otra embestida en Brooklyn donde murieron varias personas.

En las escuelas de Estados Unidos se calculó un tiroteo por semana en alguna escuela, desde el año 2009 al 2018, hay registros de 288 tiroteos con números considerables de muertos.

¿Y a Las Vegas, han dejado de ir los turistas? El 2 de octubre del 2017 allí hubo una matanza en un hotel con el saldo 60 muertos y 500 heridos. Nada detiene a los turistas, no al miedo.

 

Por Altagracia Paulino

Fuente: el Periódico Hoy