LLAMAMOS A REVISAR EL DECRETO 307-01 PARA BUSCAR UNA SALIDA A LA CRISIS CON LOS TRANSPORTISTAS

LLAMAMOS A REVISAR EL DECRETO 307-01 PARA BUSCAR UNA SALIDA A LA CRISIS CON LOS TRANSPORTISTAS

Se debe invertir en una campaña de educación sobre el uso de los combustibles porque no somos productores de petróleo

El Observatorio Nacional Para la Protección del Consumidor(ONPECO) considera que para enfrentar la crisis con diferentes sectores del transporte y reducir el precio de los combustibles al consumidor no es necesario modificar la Ley de Hidrocarburos, sino que el Ejecutivo emita un decreto que elimine el decreto 307 del 2 de marzo del 2001, emitido por el entonces presidente de la República Hipólito Mejía.

Con la emisión de esa disposición del entonces presidente Mejía se ubicó el precio de paridad de importación del petróleo intermedio del Oeste de Texas, como precio de referencia y que no responde a la realidad, porque el país se abastece de otras fuentes.

El referido Decreto número 307 contradice el artículo 8 de la Ley 112-00 de Hidrocarburos, vigente, en la que se establece que “estos precios habrán de reflejar, con actualización semanales, los precios de los combustibles en el mercado internacional, y la tasa de cambio suministrada por el Banco Central”.

De acuerdo con cálculos que han realizado entidades como el del Instituto de Energía de la UASD, si se aplicara el articulo 8 de la Ley de Hidrocarburos es posible que se logre producir una rebaja entre 20 y 25 por ciento en los precios actuales de los combustibles.

El ONPECO estima que una negociación para resolver la presente crisis podría contemplar la revisión del decreto de marras y buscar así una salida legal al problema que se ha generado por la manipulación y especulaciones en los precios del petróleo por parte de los países productores.

De nada servirá modificar la ley si los precios siguen elevándose y nosotros dependiendo de lo que ocurre en el mercado internacional. No producimos petróleo y los impuestos establecidos por la misma ley están comprometidos con el gasto de la administración del Estado.

El ONPECO entiende que el país debe dar pasos acelerados en el cambio de su matrícula energética, para poder producir cambios y no continuar con la dependencia de los combustibles fósiles, los cuales son contaminantes que deberán dejar de ser consumidos debido al efecto invernadero causante del cambio climático, precisamenteatribuido al uso masivo del petróleo y sus derivados.

Numerosos países del mundo desarrollado están creando alternativas para sustituir los combustibles fósiles, lo que significa que esa dependencia global de los mismos será cosa del pasado en un futuro cierto y no muy lejano.

Por otro lado, el precio del transporte urbano se elevó y pese a que desde hace dos semanas se han congelado los precios de los combustibles, no se ha producido una rebaja, aún.

Sen entiende que, si una ley es la que regula los precios de los combustibles, debemos acatarla y asumir una actitud responsable como la de orientar a la población consumidora, sobre todo a los propietarios de vehículos, a reducir el consumo, donde hay mas de un vehículo salir en uno, apagar las luces que no sean necesarias y otras medidas como una forma de contribuir con la solución a un problema cuyas causas no podemos controlar, sencillamente porque no producimos petróleo.

Se debe invertir en campaña de educación a los ciudadanos para entender el problema, que en definitiva es de todos los dominicanos.

Santo Domingo, D.N.

6 de octubre de 2018

Tags:

Share:

Envíanos un mensaje: