La miel y sus beneficios a la salud

La miel y sus beneficios a la salud

La miel es una solución que elaboran las abejas para alimentar a sus larvas, las abejas obreras ingieren el néctar de las flores, a los que añaden enzimas de su organismo, esta mezcla se transforma en miel.
La miel era también conocida en el antiguo Egipto como el “Néctar de los Dioses”  posee propiedades nutritivas y terapéuticas aportando grandes beneficios a nuestro organismo.

Ventajas de consumir miel

  • Además de sus componentes nutritivos, la miel contiene inhibidinas, sustancias que le otorgan la capacidad bactericida y antiséptica. Una cucharada de miel ejerce una suave acción expectorante y antitusígena. En gárgaras, alivia la irritación de garganta, las amigdalitis y faringitis.
  • Además, por su suave acción laxante, se recomienda como sustituta del azúcar en caso de estreñimiento.
  • Es una fuente de vitamina C, B, D y E, y también de minerales como cobre, zinc y magnesio,  es antiséptica y un endulzante natural.
  • Numerosos estudios han demostrado, desde hace años, la capacidad antimicrobiana de la miel. Esta capacidad puede estar relacionada con su bajo nivel de pH y su alto contenido en azúcar, lo que se denomina efecto osmótico, suficiente para impedir el crecimiento de ciertos patógenos en alimentos, como E. coli y Staphylococcus aureus. También se ha probado que la miel inhibe la formación de biofilms y debilita la virulencia de las bacterias.
  • La miel posee un importante poder anti-envejecimiento, debido a su acción en los radicales libres. Por sus efectos positivos  sobre la piel es muy apreciada y utilizada para realizar mascarillas faciales.
  • Debido a su alto contenido de ácido fólico incrementa la producción de anticuerpos y favorece la formación de glóbulos rojos.
  • La miel de abeja es un alimento prebiótico, contiene oligosacáridos que aumentan la población de la flora bacteriana de forma natural, mejorando la salud digestiva y del sistema inmunológico.
  • La miel es buena para nuestro hígado por su elevado contenido de fructosa, que se convierte en glucógeno en el hígado, proceso que no requiere insulina.
  • La miel es un alimento básicamente energético por su alto contenido de azucares, aunque aporta menos calorías que el azúcar.
  • La miel tiene propiedades terapéuticas, dietéticas y energéticas, Antibiótico natural, Propiedades antisépticas, bactericidas y desinfectantes, Diurética, Cualidades astringentes y suavizantes, Efectos beneficiosos sobre el sistema circulatorio, el hígado, los intestinos, riñones, y el sistema respiratorio.
  • Gracias a las enzimas naturales que contiene es ideal para limpiar la piel en profundidad y eliminar toxinas, por esta razón muchos de jabones, geles y productos de limpieza corporal en general incorporan la miel como principal ingrediente.
  • Por su alta contenido de en azúcares con sustancias como la fructosa, la glucosa y los ácidos alfa-hidróxidos, permite una magnífica exfoliación que deja la piel revitalizada y muy suave. Además, actúa como regenerante de las células muertas  a la vez que exfolia e hidrata la piel.
  • La miel contiene peróxido de hidrógeno y otras sustancias, que son muy efectiva en el tratamiento del acné, favoreciendo la reducción de impurezas y evitando el aumento de bacterias, también es excelente para prevenir la aparición de manchas en la piel.
  • La miel es un depurador de la sangre, revitalizador y tónico cerebral, ayuda a limpiar las vías sanguíneas lo que permite mejorar la irrigación sanguínea hacía en especial hacia el cerebro lo que te permite empezar el día más animado y concentrado.
  • En una mezcla de lechosa y miel, ayuda a reducir la apariencia de las cicatrices y a una mayor suavidad y luminancia a la de las madres lactantes. piel contusiones, heridas, golpes, torceduras, grietas en los pezones
  • La miel natural produce glucógeno en el hígado, que es la reserva de la energía que necesita el cerebro para su normal funcionamiento, estas reservas de glucógeno del hígado evitará la liberación de hormonas del estrés, además estimula la relajación corporal y el sueño.
  • Es un laxante natural,  estimulando la actividad intestinal, la miel tiene un elevado contenido en fructooligosacáridos (FOS), que aunque tienen una función principalmente energética, al llegar al colon se comportan de una forma similar a la fibra vegetal: captan el agua aumentando el volumen de las heces y originan gases que incrementan el peristaltismo o movilidad intestinal. Por lo que ejercen un efecto laxante suave.

Desventajas

  • Debido a la mala absorción de parte de la fructosa que contiene y por tratarse de un alimento concentrado no conviene sobrepasar la dosis de 50 gramos diarios.
  • Por su alto contenido de glucosa, la miel debe considerarse como alimento que debe controlarse en personas con diabetes.
  • La miel no debe ser ingerida por niños menores de un año, ya que contienen esporas de “Clostridium botulinum”. Estas esporas implican peligro cuando germinan y forma la toxina botulínica, una circunstancia que no ocurre en la concentración alta de azúcar de la miel. Sin embargo, las condiciones en el tubo gastrointestinal de lactantes favorecen en ocasiones la germinación de esporas y la producción de esta toxina con el consiguiente desarrollo de botulismo del lactante.
  • Ingerir miel a tempranas edades, puede favorecer el desarrollo de alergias, debidas tanto a las proteínas procedentes de las glándulas de la abeja, como a los granos de polen que contiene.
  • No se recomienda su consumo a las personas alérgicas al polen, pueden tener una reacción alérgica al consumir miel.
Por Plinio Polanco