Este tema es de vital importancia para la educación de las empresas, principalmente las pequeñas y medianas, para que asuman los conocimientos que implica ser socialmente responsable. La educación en este sentido estará fundamentada en la norma ISO 26000 conocida como la norma de los consumidores.

Es una norma voluntaria, pero al asumirla la empresa crece en la confianza hacia sus clientes aumentando su reputación lo cual constituye su mejor activo invaluable.

La visión sobre la responsabilidad social cambiará, porque las herramientas para ellos se han sistematizado y la academia las ha hecho suya por lo que existen herramientas filosóficas y jurídicas para implementación.

Desde el ONPECO haremos talleres de capacitación para las empresas que así lo requieran.

Se implementará un reconocimiento anual para las empresas grandes y pequeñas que hayan mostrado un comportamiento responsable en base a los parámetros considerados dentro de un esquema global que existe para estos fines.