Errores más comunes que cometes y que hacen que no encuentres vuelos baratos

In Sin categoría

1. RESERVAR DEMASIADO TEMPRANO

Mientras muchos piensan que mientras antes se reserve se obtendrá el mejor precio, las estadísticas dicen lo contrario.

A menudo, las aerolíneas rebajan los valores de los asientos en un punto específico antes de la salida. La clave es comprar justo cuando comienzan a realinear los precios de los asientos de acuerdo con la demanda.

2. RESERVAR DEMASIADO TARDE

La industria de las aerolíneas comerciales modernas no recompensa las decisiones de compra de último minuto. De hecho, con un crecimiento rápido y exponencial en la mayoría de las tarifas aéreas en los días previos al despegue, es fácil ver que, al menos en la mayoría de los casos, el costo podría ser el doble de lo que se estaba dispuesto a pagar.

3. NO CONSIDERAR LAS TARIFAS AUXILIARES NI LA LETRA CHICA

En los últimos años, la industria de la aviación ciertamente se ha vuelto más transparente cuando se trata de cargos ocultos, pero aún hay una gran cantidad de costos potenciales, desde las tarifas extra por equipaje facturado hasta las restricciones por cambios o cancelaciones de los pasajes, las que muchas veces suelen tener fluctuantes cargos adicionales, según la categoría y el costo del billete de viaje.

4. NO SER FLEXIBLE CON LAS FLECHAS

Se ha demostrado que algunos ahorros bastante importantes en las tarifas aéreas se consiguen simplemente cambiando los días de salida y regreso.

“Hace algún tiempo, Hopper, analizó el mercado chileno y las tendencias de los vuelos de 2017. En este estudio encontró que, para viajes internacionales, el día más barato para tomar un vuelo de ida fue el sábado y el peor, el domingo. Siguiendo esta tendencia, se podrían ahorrar cerca de US$ 50 en promedio. El mejor día para tomar el vuelo de regreso fue el domingo, con un ahorro aproximado de US$ 78″, señaló la empresa.

Hopper agregó que “para vuelos nacionales, las diferencias por día de reserva bordearon los US$ 15, siento el martes el mejor día para reservar y el sábado, el peor. En el caso de la salida, también el segundo día de la semana fue el más favorable con ahorros de unos US$ 56 promedio”.

5. NO SER FLEXIBLE CON LOS DESTINOS

Si no encuentras una conexión barata con la ciudad donde quieres ir, por ejemplo, Budapest, un viajero sensato ampliará su gama de opciones, miraría vuelos o viajaría en automóvil a Viena, Münich, Praga y Bratislava, con el propósito de reducir costos.

6. NO MIRAR AEROPUERTOS ALTERNATIVOS

Cuando se trata de aterrizar en algunos de los destinos más grandes del mundo, es probable que haya más de un aeropuerto cercano en oferta. Por ejemplo, Nueva York cuenta con Newark, JFK y La Guardia; Londres tiene Gatwick, Stansted y Heathrow, mientras que Washington DC cuenta con el aeropuerto nacional Ronald Reagan, Dulles International y Baltimore-Washington International.

Un buen consejo antes de reservar es verificar todos los puntos de llegada disponibles e incluir el costo de las transferencias a la ciudad en su cálculo final.

7. SER UN COMPRADOR IMPULSIVO

Es una muy mala idea apresurarse a pagar un pasaje aéreo sin agotar todas las opciones y solo dejándose llevar por las ganas.

8. NO USAR LAS HERRAMIENTAS ADECUADAS

Un viajero informado, siempre tendrá ventaja. Muchas veces no encontrar los mejores precios aéreos es por no usar herramientas adecuadas para cazar buenas oportunidades, ofertas y descuentos.

 

Fuente: CONADECUS

You may also read!

NOTA DE PRENSA VENTA EN SUBASTA

Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor –ONPECO- NOTA DE PRENSA El Observatorio Nacional para la protección de los

Read More...

La OMS recomienda reducir el consumo de grasas saturadas y trans

La ingesta de grasas no deben superar el 30% del consumo de energía diario con el fin de mantener

Read More...

11 mentiras sobre la lactancia materna que no debes prestar atención

Las 11 grandes mentiras de la lactancia materna que ponen en peligro el éxito de la lactancia con tu

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu

Observatorio Nacional para la Protección del consumidor