Educar sobre consumo responsable es un asunto de vida

Educar sobre consumo responsable es un asunto de vida

El consumo responsable y sustentable nos sirve para reivindicar los derechos del consumidor, cuyo primer enunciado establece el derecho a la satisfacción de sus necesidades básicas, que no están resueltas en la mayoría de los países del mundo por la desigualdad.

La pobreza sigue siendo una ofensa porque casi la mitad de la población mundial unos, 3 mil 400 millones de personas la viven.

El derecho a la satisfacción de las necesidades básicas le es negado a todas esas personas de las cuales en nuestra región es notoria. Es la región más desigual del mundo y en nuestro país, donde el crecimiento económico ciertamente ha sido sostenido hace más de 20 años, pero la brecha de la desigualdad y la pobreza sigue.

El desarrollo humano no ha estado a la par con el económico, por lo que tenemos indicadores que nos desafían a superarlos como país.

Otro derecho del consumidor es el de la información, el derecho a saber, estar debidamente informado de manera oportuna, de todo lo que tiene que ver con la salud, la educación, la alimentación y lo que impacte en sus vidas.

El consumidor es el ciudadano en su relación con el mercado, cuya relación es asimétrica porque recibimos de muy buena fe todo lo que nos ofertan, pero desconocemos cómo se fabrica, qué contiene, si nos hace bien o mal consumirlo.

La educación sobre consumo responsable es algo que debemos conocer para poder actuar con el conocimiento necesario sobre temas que en lo inmediato tal vez no nos digan mucho, pero la vida no es solo el hoy, es también el mañana que debemos dejar de herencia a nuestros hijos.

Lo que se consume son elementos que no vuelven a ser lo mismo que eran antes, como los alimentos, el agua, las medicinas y lo que el organismo procesa y somos usuarios de los carros, de la ropa, de los servicios públicos como, energía, cable, teléfonos y demás.

La cultura consumista, es en gran medida la causante de las amenazas que se ciernen sobre nuestro planeta, pero si somos consumidores responsables podemos cumplir con el concepto de la sostenibilidad, que significa hacer un consumo racional de todo lo que nos da el medio para que las futuras generaciones puedan disfrutar de las cosas que tenemos nosotros.

Debemos actuar ya ahora, ante las alertas por las amenazas que tenemos, provocadas por nosotros mismos, por haber sido inducidos a un consumo irracional de todos bienes que la naturaleza nos ha dado.

El consumo responsable nos obliga a reflexionar sobre la necesidad de hacer un cambio en nuestro estilo de vida, nuestros hábitos alimenticios, sin renunciar a nuestra cultura alimentaria.

¿Qué podemos hacer para ayudar a reducir los gases de efectos invernadero, en que podemos contribuir como dominicanos a reducir el impacto de nuestras huellas de carbono?

Desechar los envases de plásticos, reducir, reusar, reciclar y llevar el mensaje donde pueda ser multiplicado; exigir de las empresas materia prima que pueda ser reusada y al gobierno facilitar el ingreso de productos que no contaminen, evitar el plástico de un solo uso y otras medidas.

(Del discurso de apertura del Primer Foro Nacional sobre Consumo Responsable)

 

Por Altagracia Paulino

Fuente: El Periódico Hoy