Compartimos la entrega de este vierne de Altagracia Paulino por el periódico Hoy: “Derechos humanos y turismo responsable.”

 

Publicado por el periódico Hoy, este viernes 18 de Mayo.

Para una abuela como yo, pensar que una niña o un niño entre los 12 y 15 años tenga como su principal actividad el ejercicio de la prostitución, es algo que no cabe en mi escala de valores. La prostitución infantil es un grave problema mundial como lo ha definido UNICEF y se estima que más de tres millones de menores la ejercen en distintas partes del mundo, destacándose en el turismo sexual.

En la búsqueda de información sobre el tema, encontramos que la República Dominicana figura dentro del grupo de países donde la prostitución infantil es un hecho; y nos llamó mucho la atención un video que circuló en la red Facebook el pasado lunes, difundiendo un documental donde niñas dominicanas entre los 12 y 14 años se hacían pasar por mayores de 18 para entrar en hoteles con sus “clientes”.

El pasado 14 de abril, la actriz Cheddy García expresó por medio de las redes lo mal que se sintió en Sosúa, Puerto Plata, al ver a niñas siendo usadas por turistas extranjeros, hombres muy mayores con niñas que ejercían la prostitución delante de todas las autoridades del lugar y estas ni se inmutaban.

Ella narró con mucho dolor lo que vio, y dijo que no era la primera vez que se encontraba casos donde los “clientes” parecen pedófilos detrás de niñas que deberían estar en las escuelas.

En el marco del Primer Congreso Internacional Sobre Turismo Responsable y Sostenible, celebrado en marzo de este año por el Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor -ONPECO-, la abogada Ester Reinoso, de Argentina, trató el tema de la prostitución infantil dentro del enfoque de su ponencia sobre Turismo Responsable y Derechos Humanos.

En la exposición destacó la existencia del Grupo de Acción Regional de las Américas-GARA- entidad que nació en el seno de la comisión para la prevención de la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes, que se coordina desde la comisión de ética y Responsabilidad Social de la Organización Mundial del Turismo-OMT-.

Esta entidad tiene como lema: “Protejamos a las niñas y niños de la explotación en viajes y turismo”. En la misma participan 16 países de América Latina. La República Dominicana firmó el acta constitutiva, pero no ratificó el acuerdo, -se ignoran las razones-pero esta fuera del GARA, lo cual es una gran pena para el país donde se ha identificado el mal.

Este organismo desarrolla y promueve tareas de prevención y movilización del sector público y privado de las Américas y promueve el código de ética de conducta nacional para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes en viajes y turismo.

El GARA cuenta para sus operaciones con el acompañamiento de UNICEF, SAVE CHILDREN y Fin de la prostitución y tráfico de niños (ECPAT), por sus siglas en ingles.

La Responsabilidad Social Corporativa y Empresarial obliga a la eliminación de las malas prácticas en todo el quehacer humano y el Turismo es la principal industria del país la cual debe ser cuidada para que se sustente en valores, de lo contrario no será sostenible en el tiempo.

El país debe recuperar su espacio en el GARA, debe ratificar lo convenido. Duele la violación de los derechos de las niñas y niños solo por la avaricia de los desalmados.

Fuente:

Share:

Envíanos un mensaje: