¿Cuáles son los beneficios de la carambola?

In Consumo

La carambola es una exótica fruta tropical que puede cultivar fácilmente en su jardín si vive, como yo, en un lugar con clima cálido como Florida. No se desanime si vive en un clima más fresco porque puede cultivar una variedad enana en macetas.

Una de las maravillas de la carambola es su productividad. En lo particular, obtengo entre 9 y 10 cosechas anuales de mi árbol. Disfruto su sabor agrio y ácido, que puedo describir como una combinación de manzana, uva y cítricos.

A pesar de su curiosa forma alargada, tiene un sinfín de beneficios ocultos en su fina cáscara cerosa. Una vez que comprenda lo beneficiosa que es para su salud, tal vez quiera probarla.

¿Qué es la carambola?
La carambola (Averrhoa carambola), también conocida como fruta de estrella, es una fruta tropical originaria de Asia y se encuentra comúnmente en países como India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Sri Lanka y Vietnam.

Sin embargo, también se puede cultivar en otros lugares del mundo con climas cálidos. La fruta fue denomina así porque cuando se corta a lo ancho devela su forma de estrella.

La fruta en sí es firme y tiene un color amarillo verdoso. Su cáscara externa es ligeramente cerosa, pero totalmente comestible. La pulpa es crujiente, sin fibras e increíblemente jugosa, además tiene una textura similar a la de las uvas.

Las carambolas maduras son dulces, pero no llegar a ser empalagosas por su sabor agrio y ácido. También son conocidas por su olor a ácido oxálico, que va de intenso a suave dependiendo de la variedad.

Información nutricional de la carambola
De acuerdo con la Base de Datos Nacional de Nutrientes emitida por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, esta fruta es baja en calorías y una buena fuente de vitamina C y B. Asimismo, la carambola contiene pequeñas cantidades de importantes minerales como magnesio, fósforo y potasio, así como pequeñas cantidades de hierro y zinc.

La fruta junto con su cáscara cerosa proporciona 3 gramos (g) de fibra dietética, que ayuda a promover una digestión saludable y evita la absorción del colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) en el intestino.

La vitamina C en la carambola actúa como un poderoso antioxidante natural y una porción proporciona 34.4 miligramos (mg), o 57 %, de su requerimiento diario de esta vitamina.

La vitamina C también apoya el sistema inmunológico de su cuerpo y protege contra los radicales libres dañinos que causan inflamación. Además, la carambola es rica en flavonoides antioxidantes como la epicatequina, ácido gálico y quercetina.

Los beneficios de la carambola
La carambola se ha utilizado para fines medicinales durante miles de años, sobre todo en las regiones en vías de desarrollo donde las personas son más propensas a depender de remedios vegetales para tratar diversos problemas de salud.

Según una revisión sobre la carambola presentada en el International Journal of Pharma Research & Review en 2013,4 esa fruta se ha utilizado ampliamente en la medicina ayurvédica.

Los autores del estudio, que representan al BCDA College of Pharmacy & Technology en Bengala Occidental, India, sugieren que las preparaciones que contienen la fruta y sus hojas se han utilizado en el tratamiento de “enfermedades cutáneas, prurito (picazón en la piel), infestación parasitaria, diarrea, vómitos, hemorroides, fiebre intermitente, exceso de transpiración y debilidad general.

Asimismo, países como India, China, Filipinas [y] Brasil la utilizan en la medicina tradicional para tratar diversas afecciones.”

Debido a que la carambola está ampliamente disponible en India y tiene una larga historia de uso medicinal en dicho país, el equipo de investigación estaba familiarizado con su utilidad. Los expertos señalaron lo siguiente al respecto:

“Los fitoconstituyentes presentes en la planta son principalmente flavonoides, alcaloides, taninos y saponinas … Se han analizado varias partes de la planta, [y se sugiere que tiene] actividad antioxidante, analgésica, antiinflamatoria, hipoglucémica, hepatoprotectora, antimicrobiana y antiulcerosa.

Por lo tanto, a partir de la revisión actual de la bibliografía y los textos ayurvédicos, podemos concluir que [la carambola tiene] un alto valor medicinal”.

De acuerdo con el Ayur Times, la carambola está incluida dentro de la medicina ayurvédica y a continuación, exponemos algunos de los posibles usos medicinales de la fruta en cuestión:

Se cree que sus flores hervidas son útiles en el tratamiento de la dermatitis, fiebre y malaria
Según los informes, sus hojas molidas se pueden aplicar superficialmente para tratar la varicela y tiña
Se ha demostrado que el jugo o té de carambola preparado a partir de las hojas reduce la presión arterial y los niveles de glucosa en la sangre.
Se cree que el extracto de sus hojas proporciona alivio si sufre angina y gastritis
Se plantea que sus raíces se pueden utilizar para aliviar el dolor de cabeza y el dolor muscular, mientras que las semillas en polvo se consideran útiles para calmar los ataques de asma.
Se cree que la fruta, o una decocción de sus semillas molidas, aumenta la producción de leche materna en mujeres lactantes
La fruta madura o su jugo tiene posibles efectos antidiarreicos y se cree que estimula el apetito
Además, un estudio de 20118 destacó las propiedades antiinflamatorias de la carambola para el tratamiento de trastornos cutáneos en ratones de laboratorio. Los autores del estudio afirmaron que su investigación “respalda el popular uso de [la carambola] como un agente antiinflamatorio y abre nuevas posibilidades para su uso en los trastornos cutáneos”.

Precauciones sobre la carambola
Aunque la carambola es una fruta rica en nutrientes y es conocida por sus muchos beneficios, le recomiendo que la consuma solo ocasionalmente como cualquier otra fruta. Asegúrese de mantener su consumo total de fructosa por debajo de 25 g al día y esto incluye a la fructosa de la fruta entera.

Si tiene diabetes, alguna cardiopatía, hipertensión arterial o resistencia a la insulina, debe limitar su consumo diario de fructosa a 15 g hasta que mejore su condición.

Además de vigilar su consumo de fructosa, recuerde que la carambola puede ser dañina e incluso mortal para ciertas afecciones. Las principales advertencias sobre este tipo de fruta son las siguientes:

• Alergias: Aunque son poco comunes, las alergias a la carambola llegan a presentarse, así que pruebe solo una pequeña cantidad la primera vez que la coma. Si experimenta malestar digestivo, diarrea, náuseas o vómitos después de comerla, evítela en el futuro.

• Interacciones con medicamentos: La carambola es una de las frutas–como la toronja, pomelo y naranja de Sevilla–que ha sido señalada por su potencial para interferir con la capacidad de su cuerpo para metabolizar ciertos medicamentos.

En vista de que dicha acción inhibidora puede ser peligrosa, sobre todo si está tomando múltiples medicamentos recetados y tiene dudas sobre los posibles efectos relacionados con los mismos, consulte a su médico antes de consumirla.

• Cálculos renales: Aunque generalmente es inocua para la mayoría de las personas, la Fundación Nacional del Riñón de los Estados Unidos señala que la carambola no puede procesarse de manera segura si padece una enfermedad renal, debido a su alta concentración de ácido oxálico.El ácido oxálico contribuye a la formación de cálculos renales.

Un estudio realizado en 201515 indica que evite comer carambolas si padece una enfermedad renal crónica o está en diálisis.

Los investigadores observaron que incluso las personas con riñones saludables deben tener cuidado de no consumirla en exceso, pues existe la posibilidad de que puedan desarrollar problemas renales por consumirla de manera desmesurada o prolongada.

• Toxicidad: Se sabe que ciertos compuestos en esta fruta son peligrosos, e incluso mortales, a menos que los riñones los procesen y desechen de su organismo.

 

Fuente: Dr. Mercola

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu

Observatorio Nacional para la Protección del consumidor