Contaminación ambiental provoca siete millones de muertes cada año: OMS

Los altos niveles de contaminación ambiental amenazan a nueve de cada 10 personas en el mundo y provocan cada año siete millones de muertes, reveló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un comunicado, la máxima instancia de salud global publicó este miércoles datos sobrecogedores sobre el impacto de la contaminación atmosférica, cuyos niveles siguen siendo “peligrosamente altos” en muchas partes del mundo.

La OMS estimó que siete millones de personas mueren cada año por la exposición a partículas finas en el aire contaminado, que penetran profundamente en los pulmones y el sistema cardiovascular, causando males como apoplejía, cáncer de pulmón, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas e infecciones respiratorias, incluida la neumonía.

La contaminación atmosférica causó unos 4.2 millones de muertes en 2016, mientras que la contaminación del aire de los hogares por cocinar con los combustibles y tecnologías contaminantes provocó unos 3.8 millones de muertes más durante ese mismo año.

“La contaminación del aire nos amenaza a todos, pero las personas más pobres y marginadas son las más afectadas”, destacó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado publicado este miércoles.

Es inaceptable que más de 3,000 millones de personas, la mayoría de ellas mujeres y niños, aún inhalen humo mortal todos los días por el uso de estufas y combustibles contaminantes en sus hogares, subrayó.

De acuerdo con los datos revelados por la OMS, el 90.0% de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se produce en países de ingresos bajos y medios, principalmente en Asia y África, seguida por los países de ingresos bajos y medianos de la región del Mediterráneo Oriental, Europa y América.

Además, alrededor de tres mil millones de personas -más del 40.0% de la población mundial- todavía no tienen acceso a combustibles y tecnologías de cocina limpias en sus hogares, la principal fuente de contaminación del aire en los hogares.

“La OMS ha estado monitoreando la contaminación del aire en los hogares durante más de una década y, aunque la tasa de acceso a combustibles y tecnologías limpias aumenta en todas partes, las mejoras ni siquiera se mantienen al ritmo del crecimiento demográfico en muchas partes del mundo, particularmente en el África subsahariana”, indicó.

Resaltó que la contaminación atmosférica es un factor de riesgo crítico para enfermedades no transmisibles (ENT), ya que ha causado el 24.0% de todas las muertes de adultos por enfermedad cardíaca, 25.0% por infarto, 43.0% por enfermedad pulmonar obstructiva crónica y 29.0% por cáncer de pulmón.

La OMS destacó que alrededor del 90.0% de las personas en todo el mundo respira aire contaminado, dado a que en los últimos seis años, los niveles de contaminación ambiental se han mantenido altos, con concentraciones decrecientes en algunas partes de Europa y América.

Los niveles más altos de contaminación del aire ambiente se encuentran en la región del Mediterráneo Oriental y en el sudeste asiático, con niveles medios anuales que a menudo exceden cinco veces los límites establecidos por la OMS, seguidos por ciudades de bajos y medianos ingresos en África y el Pacífico Occidental.

En general, los niveles de contaminación del aire son más bajos en los países de altos ingresos, particularmente en Europa, América y el Pacífico occidental. En las ciudades de los países de altos ingresos en Europa, la contaminación del aire ha disminuido la esperanza de vida entre dos y 24 meses, dependiendo de los niveles de contaminación.

“Los líderes políticos de todos los niveles del gobierno, incluidos los alcaldes de la ciudad, ahora están comenzando a prestar atención y a tomar medidas”, agregó Tedros, al celebrar que cada vez más gobiernos se comprometen a monitorear y reducir la contaminación del aire, así como a impulsar el sector de la salud, el transporte, la vivienda y la energía.

En la actualidad, más de 4,300 ciudades en 108 países están incluidas en la base de datos de calidad del aire ambiente de la OMS, lo que la convierte en la base de datos más completa del mundo sobre la contaminación del aire ambiente.

“Desde 2016, se han agregado más de 1,000 ciudades adicionales a la base de datos de la OMS, lo que demuestra que más países están midiendo y tomando medidas para reducir la contaminación del aire que nunca antes”, destacó el organismo, con sede en esta capital.

La base de datos de la OMS recoge las concentraciones medias anuales de partículas finas, PM 10 y PM 2.5, las cuales incluye contaminantes, como sulfato, nitratos y carbón negro, los cuales representan los mayores riesgos para la salud humana.

Para hacer frente a esta problemática, la OMS convocará este año a la primera Conferencia Mundial sobre Contaminación Atmosférica y Salud entre el 30 de octubre y 1 de noviembre próximos, días en los que se reunirá representante de gobierno de todo el mundo, en un esfuerzo global por mejorar la calidad del aire y combatir el cambio climático.

Fuente: El Economista América.com

Share:

Envíanos un mensaje: