¿Cómo proteger sus datos e identidad digital?

En todo caso, es más interesante prevenir que curar. Y unas sencillas pautas ayudarán a proteger los datos e identidad online del usuario antes de que los piratas digitales se hagan con ella. La Oficina de Seguridad del Internauta recomienda seguir estos diez pasos para lograrlo.

1. Emplear contraseñas robustas: largas y que combinen diferentes tipos de caracteres.

2. No compartir las claves. Así se evitan accesos no autorizados a la información y servicios.

3. No escribir las constraseñas en un pósit ni en un cuaderno que cualquiera pueda encontrar.

4. Utilizar una clave diferente para cada servicio. Si la contraseña de un servicio se ve comprometida, el resto de las plataformas online seguirá a salvo.

5. Cambiar las claves con frecuencia. De este modo, aunque un ciberdelicuente se haga con ella, solo podrá emplearla durante unas pocas semanas o meses.

6. Usar aplicaciones que gestionan contraseñas (gestores de claves). Estas plataformas ayudan a crear todas las que se necesiten de forma automática y las almacenan de forma cifrada.

7. Verificar en dos pasos. Esta medida de seguridad hace más difícil que alguien sin autorización acceda a los datos personales o perfiles en redes sociales y pueda, por ejemplo, cambiar una contraseña o suplantar una identidad.

8. Consultar las cuentas bancarias a menudo para observar si hay movimientos sospechosos. De esta forma, se estará más seguro de no haber sido víctimas de algún fraude de tipo phishing (suplantación de identidad digital). Y, en caso de detectar un movimiento sospechoso, se podrá avisar al banco antes.

9. Ser cuidadoso con los correos electrónicos de desconocidos. Esta medida posibilita protegerse de las acciones masivas de phishing y otras amenazas, como la instalación de troyanos (programas maliciosos que permiten un ataque remoto).

10. No dar información personal por teléfono ni a través de Internet, a menos de que se esté muy seguro de con quién se está hablando. Esta medida protegerá al usuario contra posibles suplantaciones de identidad o ataques de ingeniería social.

Fuente: Eroski Consumers

Share:

Envíanos un mensaje: