¿Caducan los productos cosméticos?

¿Caducan los productos cosméticos?

Seguro que te has planteado alguna vez esta pregunta: ¿habrán caducado esos cosméticos que guardo desde hace meses en el cajón? La respuesta es que sí pueden caducar, ya que desde las cremas solares o hidratantes, a los champús o los productos de maquillaje, todos tienen un periodo de vida útil, tras el cual su efecto o propiedades pueden desaparecer, e incluso, en algunos casos, pueden suponer un riesgo para la salud de tu piel.

Si cada vez que vas al baño oyes la voz de Marie Kondo en tu interior y te has decidido a hacer limpieza en el estante de los potingues y cosméticos, debes saber que el periodo de validez dependerá del tipo de producto y de su composición, una fecha que deciden los fabricantes en función de distintas variables. Tal y como nos ha explicado Laura Bey, química orgánica y experta en dermocosmética, todos los cosméticos deben pasar una evaluación de seguridad que incluye pruebas de los niveles de pH, estabilidad, viscosidad…, cuyos resultados serán los que ayuden a determinar su longevidad.

Además de todo lo anterior, también se tendrán en cuenta otras variables como el envase en el que se presente: si es con tapa, o si es airfree o con émbolo, pues de esta manera no se podrá contaminar de bacterias, ni el aire afectará a su composición, si la zona donde se va a aplicar es más o menos sensible, o si está destinado a algún grupo de consumidores especialmente delicado, como los niños menores de tres años.

En función de todo ello, los productos cosméticos se pueden clasificar grosso modo en los que caducan en función de su fabricación –indicado con un símbolo de reloj de arena y ‘utilícese preferentemente antes de final de…’– y aquellos en los que comienza a contar ese tiempo a partir de ser abiertos, el método llamado PAO (Period After Opening) –que explicaremos más adelante–.

¿Cuánto dura aproximadamente cada cosmético?

Aunque, como ya hemos dicho, la caducidad de un cosmético depende de muchos factores, y siempre se deben leer detenidamente las especificaciones que figuran en el envase, la Dra. Elena de las Heras, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) explica que existen unos tiempos estándar de validez dependiendo del producto, que son los siguientes:

  • Cremas hidratantes (cara y cuerpo): 12 meses
  • Contorno de ojos: 12 meses
  • Desmaquillantes: 12 meses
  • Champú y gel de baño: 12 meses
  • Bases de maquillaje: 12 meses
  • Polvos sueltos o compactos: 6-12 meses
  • Barras de labios: 12 meses
  • Esmaltes de uñas: 12 meses
  • Máscaras de pestañas: 3-6 meses
  • Sombras: 12 meses

Riesgos de utilizar productos caducados

Una vez se superen las fechas indicadas en el envase no se garantiza ni la seguridad ni la eficacia del producto, por lo que lo mejor es que acabe en la basura. Si te decides a seguir usándolo es posible que no te ocurra nada, pero según nos explica la Dra. Elena de las Heras, también existe un riesgo más alto de que se produzca una dermatitis irritativa, erupciones cutáneas, o fototoxicidad si se usa antes de una exposición solar.

Qué es el PAO de los cosméticos

Según el Reglamento de la Unión Europea sobre cosméticos EC 1223/2009 los productos que tienen una durabilidad mayor de 30 meses no están obligados a indicar su fecha exacta de uso previo en el envase, pero sí deberán indicar obligatoriamente el PAO (Period After Opening). Aquellos que tienen una vida útil menor, tendrán que mostrar el tiempo máximo que mantendrán sus propiedades una vez abiertos; esta información se suele encontrar en una fecha concreta, pero también es común que añadan el PAO, representado en el número que hay dentro o al lado del símbolo de un tarro con la tapa abierta, normalmente indicado en meses.

Los PAO reducidos son los de aquellos productos, maquillajes o cremas que contienen más cantidad de agua –pues son más proclives a desarrollar microorganismos–, los que se aplican en zonas sensibles, como el contorno de los ojos, o los que tienen como principales consumidores a los bebés.

 

Fuente: WebConsultas