El comercio electrónico llegó para quedarse, la pandemia develo su importancia

El comercio electrónico llegó para quedarse, la pandemia develo su importancia

El comercio electrónico llegó para quedarse, la pandemia develo su importancia

ALTAGRACIA PAULINO

A inicios del año 1996, ya en Israel comenzaban a hacer las compras del supermercado por Internet. Resultaba novedoso para los 30 latinoamericanos que asistíamos al Primer Curso Internacional sobre Derechos del Consumidor.

La información al respecto fue suministrada por los profesores, quienes nos adelantaban que ese sería el futuro del comercio al detalle, el comercio electrónico como lo conocemos hoy.

Esta historia, según datos recopilados para esta entrega, comenzó en Estados Unidos en 1920, pero fue en 1960 cuando se produce el intercambio de datos para la información y el intercambio commercial destinado a las empresas.

La referencia de las ventas al detalle fueron las ofertas por catálogos; comprábamos sin ver ni tocar el producto, nos conformábamos con lo que veíamos en una foto. Este tipo de negocio fue reforzado por la televisión, y en la década de 1980 surgieron las “televentas”,que también se auxiliaban por el teléfono, se pagaban con tarjetas de crédito y las ofertas circulaban hasta llegar a lugares remotos. Todavía existe la “televenta” y las ofertas siguen siendo exclusivas.

Todo estuvo sin muchos cambios hasta que en 1989 arrancó el comercio electrónico, cuando el ingles Tim Berners Lee creó (Word Wide Web), estableciendo el mecanismo de comunicación y transacción entre computadoras; a partir de ahi el mundo cambió a como lo conocemos ahora.

A finales de los 90, con el internet funcionando, el comercio creció y así mismo los portales dedicados exclusivamente al comercio en linea (ONLINE).

En sus inicios no era muy seguro porque también nacieron los ciberdelincuentes y algunas personas fueron engañadas; los gobiernos debieron legislar y crear mecanismos para apoyar la legitimidad de la nueva forma de las ventas al detalle por internet, en su momento un desafío al que muchos se resistieron.

Es muy de los humanos resistirse a los cambios, pero a veces estos llegan y debemos aplicar la maxima de “o te adaptas o pereces; es lo que ha pasado con las compras onlines, compras por internet, y el Comercio Electrónico es una realidad creciente, en la que veremos novedades extraordinarias porque el mismo no ha alcanzado su maxima expresión.

Con la pandemia que afecta al mundo las compras onlines no se han paralizado en nuestro país, contrario a lo que se pensaba, la frecuencia no se alteró, al menos para los que compran por Amazon, la mas grande red de comercio que vende la suma de 10 mil dólares por segundo, las 24 horas de los siete días de la semana. El 30 de abril, había vendido 73 mil millones de dólares.

En España los comerciantes no estaban preparados para la avalancha de pedidos por internet, no solo de alimentos, también de equipos electrónicos para el trabajo desde las casas.

En nuestro país los suplidores de la venta al detalle establecieron sus plataformas y dan servicio no solo de alimentos para preparar en los hogares, sino también de comida hecha.

La pandemia ha demostrado cuan util es la herramienta del comercio electrónico , es segura, confiable y hace sostenible el distanciamiento obligado para evitar el contagio.

La sugerencia a los usuarios es la de leer las condiciones de la venta, expresada en el contrato a los que se acogen a la hora de hacer una transacción y los proveedores elaborar un documento simple, entendible, que se pueda leer en breve tiempo, tal como recomienda la (OCDE). Y que no de lugar a dudas, respetando lo estipulado en el articulo 83 de la ley 358-05 de Protección de los derechos del consumidor, referente a las cláusulas abusivas en los contratos de adhesion.