6 trucos para leer la etiqueta de la comida del perro

In Consumo

1. Los ingredientes del pienso para perros

Los ingredientes de la comida para perros -y gatos, como ocurre en los alimentos para humanos, están ordenados en función de su mayor o menor presencia expresada en porcentajes. Por eso, el nombre que encabeza esa lista es clave. Y cuando se buscan unas croquetas caninas de calidad, lo que se quiere es encontrar el nombre de una fuente de carne identificada (carne de pollo, ternera, cordero, etc.) y que, además, esta aparezca entre los primeros ingredientes.

2. Las proteínas del pienso canino

En la sección “componentes analíticos” de la etiqueta del alimento para perros se puede conocer de un vistazo cuál es el porcentaje de proteínas, de grasas o de vitaminas que contienen las croquetas. Si se quiere escoger el mejor alimento canino dentro de un presupuesto económico, el truco es hallar unas croquetas en cuya la lista de componentes las proteínas aparezcan en primer lugar. “Las proteínas nunca pueden faltar en el plato del can, ya que son un ingrediente esencial para su supervivencia”, dice el veterinario Donald Beitz, coordinador del manual de alimentación canina ‘Los requerimientos nutricionales del perro’ (Your Dogs Nutritional Needs).

Aun así, las etiquetas de los alimentos caninos suelen escribirse antes de cocinar y procesar las croquetas, por lo que esto implica que el peso de la carne será menor tras la cocción -ya que perderá su humedad-, mientras que el volumen del arroz y otros cereales crecerá tras el procesado.

3. Croquetas para perros “con”…

Como quiere a su amigo peludo, es fácil caer en la tentación de los alimentos cuyos envases informan que están hechos “con atún noruego” o “con ciervo salvaje”. Pero hay que saber que la preposición “con” puede etiquetar alimentos cuyo contenido de este ingrediente apenas sea un entre un 3% y un 5%. ¿La clave para comprar de forma más consciente este alimento? De nuevo el secreto está en el etiquetado: revise bien los ingredientes y su porcentaje antes de escoger.

4. ¿Pienso para perros 100% orgánico?

Los alimentos orgánicos o ecológicos, e incluso llamados biológicos, existen. Pero para que un producto pueda denominarse ecológico debe contener la etiqueta identificativa de producción ecológica oficial, como las que otorga la Unión Europea. Este símbolo distingue a los vegetales y también a las carnes producidas en unas condiciones extensivas, con menor cantidad de fertilizantes, pesticidas y alimentación más natural. Además, implica que el alimento ha superado los controles de la entidad certificadora para poder ser distinguido con él.

En otras ocasiones, los fabricantes usan la palabra “natural” para diferenciar sus productos de otros; suelen ser alimentos con un mayor contenido de proteínas. Pero de nuevo, si este adjetivo no viene respaldado por un sello de certificación, el mejor consejo es revisar las etiquetas, sus ingredientes y sus cantidades. Y es que un alimento natural para perros no tiene por qué ser ecológico ni orgánico.

5. Croquetas ‘gourmet’ para el can

Los productos gourmet para canes, igual que ocurren con los destinados a alimentos para personas, están asociados a alimentos que incluyen vegetales frescos y carnes de origen más natural. Pero, de nuevo, cuando el adjetivo gourmet no está acompañado de un sello de certificación, hay que volver a la etiqueta e incluso preguntar al fabricante para obtener más información del producto y su origen.

6. Croquetas sin grano

Los quebraderos de cabeza al enfrentarse al etiquetado no acaban aquí. Las croquetas sin grano también emergen con fuerza entre las propuestas para alimentar a perros y gatos de “manera más natural”. ¿Pero qué quiere decir que las croquetas no tienen grano? Técnicamente, esto implica que el alimento no contiene maíz, soja, avena o cebada.

Pero ¡ojo! Los alimentos sin grano no tienen por qué ser más bajos en carbohidratos que otros, en especial cuando estas croquetas incluyen ingredientes de alto contenido en almidón, como la patata, para reemplazar a los cereales.

 

Fuente: Eroski Consumers

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu

Observatorio Nacional para la Protección del consumidor