Los plásticos en boca de todos ¡¡qué bueno!!, por Altagracia Paulino

In General, Medio ambiente

Publicado por el periódico Hoy, este viernes 20 de Julio.

 

Laurence Maurice, del Instituto para el Desarrollo de Francia, dijo en el 2014 que cada año morían 1.5 millones de animales como consecuencia del plástico en los océanos, y definió las islas que se han formado en el Pacífico, el Atlántico, el Indico y ahora en el Caribe como el séptimo continente.

En 2016, la organización Civil Global Avaaz reveló por primera vez que para el 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos. Ese año Avaaz se refirió a la isla de plástico del Pacifico Norte, que para la época era dos veces más grande que Francia.

Conforme a Laurence, la isla del Pacífico, ubicada entre la costa de California y Hawái, ocupa una superficie de 3.5 millones de kilómetros cuadrados, crece 80 mil kilómetros cuadrados por año y tiene una profundidad de mil quinientos metros.

Otras islas de plásticos se han formado entre las costas de Chile y Perú, en el Caribe entre Honduras y Guatemala y en nuestro litoral la que se formó tras el paso de Beryl, la tormenta que ha provocado que, por fin, los dominicanos estemos tratando el tema.

En julio del 2017 se celebró la Conferencia sobre los Océanos, en la que se presentó como alta preocupación la contaminación de los mares, y surgió el compromiso de más de mil voluntarios que se comprometieron a luchar contra el uso del plástico, tras alertar que el “70 por ciento de la vida en la tierra está en los océanos”.

Para que el mundo reaccionara han tenido que morir millones de ballenas, tortugas, aves marinas como los albatros, que confunden las partículas de plásticos con alimentos y se llevan a las crías que aparecen muertas en las distintas costas, encontrándose en sus estómagos las partículas con las que han sido “alimentadas”.

Los relatos de los expertos relacionados con las muertes de los animales marinos, – 1.5 millones al año-, son como para llorar. A un cachalote le encontraron en el estómago 20 kilos de plásticos, eran piezas de un invernadero para cultivo de tomates, que fueron arrastradas al mar por una tormenta.

De acuerdo con los expertos, el 80 por ciento del plástico en los mares es polietileno, la materia prima de los plásticos. Este material no es afectado por las bacterias y se estima que tiene una duración de 500 años, lo que indica que si no se frena el uso del plástico, la vida como la hemos conocido hasta ahora será imposible en el planeta.

El 1 de abril del  2016 escribíen este mismo medio una reflexión sobre el tema y comparé el avance de la industria 4.0, la cuarta revolución industrial y la sostenibilidad de esta, si por otro lado destruimos el único lugar donde hasta ahora podemos vivir.

Tendremos para los próximos dos años, 2020, 50 mil millones de dispositivos conectados a Internet, que ofrecerán a los ciudadanos servicios sin precedentes, en lo que se avizora como el mayor cambio jamás visto, pero en los próximos 32 años no tendremos comida si no cambiamos la cultura que nos impusieron en los últimos 50 años: el uso del plástico.

Aparte de la alarma, existen ya en el mundo numerosas iniciativas, como las de la Unión Europea, que propone lo que se conoce ya como la economía circular y en Estados Unidos que al descubrir los riesgos ya comenzaron a cambiar el plástico por papel reusable y biodegradable. Hay esperanza, pero todos debemos pensar en el mundo que legaremos a las generaciones por venir.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu

Observatorio Nacional para la Protección del consumidor