Cómo cultivar jengibre en casa?

  • El jengibre es un maravilloso complemento para sus platillos y tiene una amplia variedad de beneficios medicinales de amplio espectro, que incluyen propiedades antibacterianas, antivirales, antioxidantes y antiparasitarias
  • Cultivar su propio jengibre es una forma sencilla de asegurarse de tener siempre a la mano esta maravilla medicinal y le proporcionará algo que no encontrará en el supermercado—el llamado “tallo” de jengibre, que tiene sus propios usos culinarios
  • El tallo de jengibre—el rizoma fresco obtenido del suelo—tiene un sabor cálido, delicado, casi floral, desprovisto de la fuerza habitual del jengibre. A medida que la raíz se seca y desarrolla esa superficie exterior con apariencia de papel, se hace “más picante”
  • Cultivar jengibre es realmente fácil, y lo puede hacer en una maceta, en espacios cerrados, en el exterior o directamente en una cama de vegetales. Todo lo que necesita para comenzar es un trozo sobrante fresco
  • Para que se esparza, comience con un trozo firme y grueso con piel lisa y ojos visibles—pequeños extremos amarillos en el rizoma que eventualmente se convertirán en nuevos brotes. La raíz está lista para ser cosechada en seis a ocho meses.

 

Cómo cultivar jengibre en espacios cerrados o exteriores

Cultivar jengibre es realmente fácil, y se puede hacer en una maceta, en espacios interiores o exteriores o directamente en una cama para jardín. La mayoría de los productores tienden a preferir las macetas, ya que de esa manera es más fácil controlar el suelo y la humedad; además, es fácil trasladarlas si necesita más o menos luz o calor.

Todo lo que necesita para comenzar es un trozo fresco sobrante de aspecto saludable. Lo ideal es, buscar un trozo firme y grueso de piel lisa y ojos visibles—pequeños extremos amarillos en el rizoma que eventualmente se convertirán en nuevos brotes. Aquí hay algunos consejos para producir jengibre.10

Si bien podría cultivarlo en cualquier época del año, tiende a crecer mejor si se planta entre la primavera y el otoño; de abril a mayo suele ser la temporada ideal para cultivarlo al aire libre.

1. Si usa un trozo comprado en el supermercado para producir su jengibre, o si la pieza que está usando parece un poco seca, sumérjala en agua tibia durante la noche.

Si tiene la presión del tiempo, por lo general tres horas de inmersión serán suficientes. Cuando vuelva a plantar una pieza realmente fresca, como un rizoma recién cosechado que todavía tenga el tallo de la planta, puede omitir este paso.

2. Plántelo en una maceta bien drenada con tierra para macetas de calidad y suficiente abono orgánico. California Gardening sugiere usar una proporción de 90 % composta y 10 % mezcla para macetas. The Spruce sugiere agregar lombricomposta. Si usa una mezcla para macetas 5-1-1, asegúrese de agregar un fertilizante vegetal completo.

Alternativamente, puede plantarlos directamente en una cama para jardín, siempre y cuando haya realizado las mejoras apropiadas para la tierra.

Si tiene un pedazo más grande de jengibre, córtelo en trozos más pequeños. Solo presione los trozos de jengibre dentro del suelo, asegurándose de que los ojos se encuentren volteando hacia la superficie y luego cúbralos con una capa ligera de tierra (lo suficiente para cubrir el ojo sin enterrarlo).

3. Riéguelos bien, cubra la maceta con una bolsa de plástico transparente para elevar el nivel de humedad y colóquela en un lugar con luz solar parcial. Acomódela a la sombra con regularidad para mantener la humedad. Si la raíz se seca, su crecimiento se atrofiará para siempre.

Por otro lado, deberá evitar el exceso de riego, ya que un suelo empapado propiciará que se pudran. Por lo tanto, mantenga la tierra húmeda pero nunca empapada. Un sistema de riego por goteo podría ser útil.

The Spruce también brinda el siguiente truco para aumentar el nivel de humedad:

“Coloque su maceta sobre una bandeja de piedras pequeñas. Mantenga la bandeja llena de agua. De esta manera siempre estará evaporándose y añadiendo humedad directamente al área de la planta”.

Si su suelo está demasiado mojado y necesita que drene mejor, agregue un poco de perlita o vermiculita en la mezcla.

4. Una vez que comiencen a germinar puntas verdes—lo cual puede demorar hasta un mes, dependiendo de la temperatura—retire la bolsa y manténgala en una habitación cálida con suficiente luz natural.

La temperatura ideal es alrededor de 75 grados F. Puede esperar a comenzar a cosechar el rizoma en seis u ocho meses.

Recomendaciones para la cosecha

Si plantó su jengibre durante la primavera, estará listo para ser cosechado en otoño. Aunque puede cavar alrededor del rizoma para verificar su tamaño, la forma más fácil de evaluar si está listo para la cosecha es observar el tamaño de los tallos de la planta.

La raíz está lista para cosechar cuando los tallos han alcanzado una altura de al menos entre 3 y 4 pies. Entre más alta es la planta, más grande es su raíz.

Hay dos opciones con respecto a la cosecha. Puede desenterrar la raíz completa o cortar solo una parte para usarla de inmediato, dejando el resto. Si lo que busca es un “tallo” de jengibre con sabor suave para obtener un toque culinario, extraiga únicamente lo que necesite, ya que la raíz se hará “más picante” a medida que la piel exterior comience a secarse.

Recuerde guardar algunos trozos para volver a producir plantas de jengibre. Seleccione una pieza firme y gruesa y córtela en pedazos más pequeños, como lo hizo antes, o simplemente vuelva a plantar pedazos de rizoma más pequeños aún unidos a los tallos de la planta.

De esta manera, podrá mantener un suministro continuo de jengibre durante todo el año. En los meses de invierno, puede trasladar la maceta al interior de su hogar.

Fuente: Mercola.es

Share:

Envíanos un mensaje: