Ex empleados de Facebook y Google advierten sobre daños de la tecnología en el cerebro humano

Por Altagracia Paulino

 

Una de las características buenas de los seres humanos es la conciencia y las convicciones. Cuando te das cuenta de que cometiste un error y eres tan responsable que lo admites, procuras remediarlo de la mejor manera posible, más cuando provocan daños a otros; y si están involucrados los niños.

En los últimos años del siglo pasado, un grupo de científicos disidentes advirtió sobre el riesgo de los alimentos genéticamente modificados, o transgénicos. Ellos fueron de los primeros que trabajaron en las modificaciones, y al percatarse de los daños que podrían ocasionar, hicieron la advertencia hasta lograr que estos alimentos, ya en el mercado, fueran etiquetados para que su consumo resultara consciente.

Advirtieron sobre las alergias, la desaparición de las abejas, de que no se había superado el análisis de riesgos entre otras valiosas informaciones.

Los científicos comprometidos con la humanidad advirtieron sobre el riesgo de cáncer del uso excesivo de los nitritos y nitratos en los embutidos y el uso de silicón para extender la durabilidad de los jugos y otras bebidas de gran consumo, por riesgos de cáncer.

El martes 6 de febrero, antiguos ejecutivos de Silicón Valley, California, que ayudaron a convertir a Google y Facebook en gigantes tecnológicos, hablaron sobre lo que definieron como “la verdad sobre la tecnología” y el impacto de la misma en la salud de los niños.

Creadores e innovadores como Tristán Harris, gestor de productos Google; Jim Steyer Sandy Parakilas, que fue gerente de operaciones de Facebook; Linn Fox, antigua ejecutiva de comunicaciones de Apple y Google; Dave Morin, un ex ejecutivo de Facebook; Justin Rosenstein, quien creó el botón de “me Gusta” de Facebook, y Roger McNamee, un inversor de la primera época de Facebook, se unieron y crearon el Centro para la tecnología humana, con el propósito de “revertir la crisis de atención digital y realinear la tecnología con los mejores intereses de la humanidad”.

Estos ejecutivos han lanzado la campaña “La verdad sobre la tecnología”, centrada en el impacto que esa industria tiene sobre la salud de los niños. La iniciativa será financiada por el grupo de control de medios sin ánimo de lucro, “Common Sense” y el capital que recauden será dedicado a concienciar sobre el perjuicio de la adicción a la tecnología.

Uno de los creadores de Google, Tristán Harris, aseguró que: “Como estábamos dentro sabemos lo que miden las empresas, cómo hablan y cómo funciona la ingeniería”. Google y Facebook poseen “las súper computadoras más grandes del mundo” y se pregunta: ¿dónde estamos apuntando con ellas? y el mismo responde: a los cerebros de las personas, a los niños”.

La acción tomó como referencia las iniciativas antitabaco, que se centra en los niños por su vulnerabilidad y esperan que los directores tecnológicos cambien.

Esta alianza sin precedentes, realizará una campaña en 55 mil escuelas públicas en Estados Unidos, dirigida a educar a estudiantes, padres y profesores sobre los peligros de la tecnología, incluida la depresión que puede causar el uso intensivo de las redes sociales.

También planean lanzar un plan para contabilizar los daños, y un sitio web dirigido a guiar a los ingenieros de las grandes compañías, con el propósito de que creen productos saludables.

¡No todo está perdido en este mundo!

Share:

Envíanos un mensaje: